La Biblia Políglota Complutense

Esta biblia está escrita en latín, griego y hebreo, posee varios diccionarios entre los que se incluye la Interpretación de los nombres hebreos, caldeos y griegos (o Nominum Interpretatio). Dicha versión está disponible en el siguiente enlace:
http://bdh-rd.bne.es/viewer.vm?id=0000013439&page=1

ComplutenseImagen1

Contiene los libros en el siguiente orden:

ANTIGUO TESTAMENTO
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Reyes -1 Samuel
2 Reyes -2 Samuel
3 Reyes -1 Reyes
4 Reyes -2 Reyes
1 Paralipómenos -1 Crónicas
2 Paralipómenos -2 Crónicas
Oración de Manases
1 Esdras -Esdras
2 Esdras -Nehemías
Tobías
Judit
Ester
Job
Salmos
Proverbios de Salomón
Eclesiastés
Cantar de los Cantares – Cantares de Salomón
Sabiduría de Salomón
Eclesiástico
Isaías
Jeremías
Lamentaciones –Trenio
Baruc
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zacarías
Malaquías
1 Macabeos
2 Macabeos
3 Macabeos

NUEVO TESTAMENTO
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Texto en griego (por establecer)
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Hechos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis

El texto descriptivo se ha tomado íntegramente de la siguiente página:
http://biblioteca.ucm.es/historica/biblia-poliglota-complutense

“La denominada Biblia Políglota Complutense fue la primera edición impresa en varias lenguas de una Biblia completa. Es considerada uno de los testimonios más relevantes del humanismo cristiano del Renacimiento y el mayor monumento tipográfico de la imprenta española de la época. Su elaboración fue encargada por el cardenal Cisneros a la Universidad de Alcalá a principios del siglo XVI. Los trabajos preparatorios se iniciaron con la búsqueda de los textos sagrados, para lo cual el cardenal Cisneros compró o pidió prestados antiguos y valiosos códices latinos, caldeos, hebreos y griegos. Algunos de estos códices han sobrevivido a los siglos y son custodiados en la actualidad en la Biblioteca Histórica de la Universidad Complutense de Madrid. El siguiente paso fue reunir a un grupo de sabios colaboradores, muchos de los cuales serían también profesores en Alcalá. Destacaron los hebraístas Alfonso de Zamora, Pablo Coronel y Alfonso de Alcalá, los helenistas Demetrio Ducas, Hernán Núñez de Guzmán, Diego López de Zúñiga y Juan de Vergara, y, entre otros latinistas, llegó a trabajar algún tiempo Antonio de Nebrija.

La impresión se encargó al tipógrafo Arnaldo Guillén de Brocar, cuyo trabajo resultó determinante para el éxito y la fama alcanzados por la obra. El sencillo diseño de sus limpios y bellos tipos, la admirable maquetación, la extraordinaria corrección tipográfica, la esmerada estampación y la intensísima y lúbrica tinta negra, hizo de la Biblia Políglota Complutense una de las obras más bellas del siglo XVI.

La obra se estructuró en seis volúmenes en folio, todos con portada a dos tintas con el escudo de armas del cardenal Cisneros rodeado de una orla renacentista. Los primeros cuatro volúmenes correspondientes al Antiguo Testamento se hallan impresos en hebreo, latín de la Vulgata y griego en la versión de los Setenta con traducción latina interlineal. En el Pentateuco se incluye además el Targum arameo de Onqelos, con su correspondiente traducción latina. El volumen V recoge el Nuevo Testamento, con texto en griego y latín de la Vulgata, e incluye un diccionario griego-latino. El volumen VI contiene un vocabulario hebreo-caldeo con explicación latina de cada término, un índice de nombres propios latinos con su correspondencia en hebreo o griego, y una breve gramática hebrea.

La impresión comenzó en enero de 1514, con el volumen V correspondiente al Nuevo Testamento. En julio de 1517 se terminaron de imprimir los seis volúmenes de la obra, pero no pudieron salir a la venta por una serie de circunstancias adversas, la primera de las cuales fue la muerte del cardenal Cisneros. En 1520 se recibió el breve de aprobación de la obra concedido por el papa León X y parece que no fue hasta 1521 cuando comenzó la venta, a seis ducados y medio de oro, de los 600 ejemplares editados en papel y 6 en vitela.”

 ComplutenseImagen2

 

ComplutenseImagen3

ComplutenseImagen4

 

ComplutenseImagen5

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s